La civilización asiria (II) Pueblo y ejército

Continuamos con la segunda entrega de este especial sobre la civilización asiria. Si en la anterior entrega hicimos un breve repaso por la historia asiria, en este caso nos vamos a centrar en el pueblo, para ver como se configuró el carácter de los asirios, y el ejército, con lo que comprenderemos su carácter bélico.

Situación de Asiria en Mesopotamia
Situación de Asiria en Mesopotamia

Para entender el carácter del pueblo asirio, hay que conocer el marco geográfico en el que se desarrolló este pueblo. El clima en la parte baja de la región, era bastante seco y abrumador, un terreno configurado por una gran llanura, no apta para cultivos, los cuales solo eran idóneos en la parte junto al río Tigris. Se producían cereales, sobre todo trigo, la comarca carecía de madera, a excepción de los palmerales. Estas carencias se equilibraban con las magníficas minas de arenisca blanda, alabastro, mármol, hierro, plata, cobre y plomo, en las montañas del noroeste.

Si bien estas carencias y disponibilidad de recursos, favoreció el comercio, supuso también una apertura del territorio, por lo que se encontraba expuesto a toda clase de tránsitos e invasiones.

El pueblo asirio

Lo reseñable de este pueblo fue su carácter guerrero, su imperialismo agresivo y la eficacia y crueldad de sus acciones bélicas. Por otra parte, también era un pueblo ganadero y agricultor, sabían tejer y trabajar la obsidiana y el sílex con lo que fabricaban herramientas y otros útiles.

La ciudad estaba rodeada de murallas de ladrillos de barro o por terraplenes de tierra cocida. Los asirios vivían en chozas de barro compactado, siendo enterrados muy cerca sus muertos, en posición fetal.

Es de reseñar también la importancia que las mujeres reales tenían en las funciones de administración de palacio, pues guardaban las llaves de muchos almacenes, tenían poder sobre oficiales destacados, y controlaban las actividades de los artesanos que, generalmente, trabajaban fuera de palacio, alcanzando un alto nivel en el trabajo de los metales, la piedra y el marfil.

Rey asirio Adad-Nirari III con tocado
Rey asirio Adad-Nirari III con tocado

El pueblo asirio obedecía a un rey, que era a su vez, noble, gran sacerdote de Assur y general del ejército. En la práctica era muy distinto, ya que a la hora de la verdad, quienes tomaban las decisiones, eran los nobles. Esta situación, fue la desencadenante de la caída del Imperio asirio.

Asiria se fue convirtiendo en el centro de un nuevo imperio. Los reyes de los pequeños reinos vecinos no tenían otra opción que declararse súbditos del rey asirio, y pagar a modo de regalo grandes cantidades de oro, plata y piedras preciosas.

Tablilla de la fundación de Kalakh (Nimrud), escrita en cuneiforme
Tablilla de la fundación de Kalakh (Nimrud), escrita en cuneiforme

La lengua y escritura que utilizaban los asirios, que era muy parecida a la de Babilonia, aunque  según los filólogos, hay que hablar de idiomas distintos. La lengua asiria, era una lengua semtítica de tipo flexiva. Su escritura era también muy parecida a la babilónica, pues era de tipo cuneiforme, y se escribía sobre tablillas de arcilla.

Ejército

El ejército era de una importancia vital para Asiría, el cual era invencible por tres razones: una gran preparación moral, pues tenían un gran entusiasmo religioso y un vigoroso patriotismo; una gran disposición y organización; una conseguida utilización

Infantería asiria sobre torre de asedio
Infantería asiria sobre torre de asedio

de los recursos estratégicos, ya que fueron verdaderos expertos en asedios de fortalezas, empleando armas como el ariete, torres móviles y campamentos de sitio.

Su verdadera eficacia, consistía en la extrema crueldad del ejército, lo cual fue utilizado como arma propagandística, aparte, con los pueblos más hostiles, se llevaba a cabo una política de quiebra de su identidad nacional, cultural y religiosa mediante las deportaciones.

El ejército asirio estaba conformado por dos cuerpos, infantería y caballería:

arqueros
Infantería asiria

La infantería estaba constituida por arqueros y piqueros- Estos utilizaban una coraza de cuero, un escudo redondo y un yelmo o casco, coronado por una cimera. Como armas,  utilizaban el arco curvado, flechas cortas, lanza y una espada también corta.

La caballería utilizaba caballos de poca alzada y una cola ancha. No utilizaban ni estribos ni silla de montar, aunque a veces utilizaban un tipo de alfombra especial. Los guerreros más ricos,

utilizaban un carro de dos ruedas, muy ligero y cerrado por la parte frontal. Iba tirado por dos ó tres caballos.

images (7)
Caballería asiria sobre carro

Las expediciones se hacían en primavera, con el rey al frente. Invadían un pequeño reino, luego talaban los bosques y cogían esclavos, entre los que siempre iban mujeres y obreros. Al dejar la ciudad arrasaban con el motín, y más tarde prendían fuego al pueblo o ciudad en cuestión. El tesoro robado era repartido más tarde entre los soldados.

Con esta publicación ya hemos hecho un breve recorrido por la historia, por las características del pueblo, y por el singular ejército que conformó el imperio asirio. En la siguiente entrega, veremos la industria y la religión, con lo que acabaremos con las características del pueblo asirio, para empezar con el repaso de los principales arqueólogos, y por último con una visión de las principales ciudades del imperio.

Espero que os esté gustando esta serie sobre la civilización asiria, y de igual manera os invito a dejar cualquier comentario o crítica. ¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Vía:

  • Ascalone, E. Mesopotamia (2005). BarcelonaEd. Electra.
  • Masó Ferrer, Felip (2007). Historia National Geographic. Nínive, capital del imperio asirio, nº 37, págs 42-53.
  • Grandes civilizaciones. Mesopotamia, primeras civilizaciones históricas (2002). Madrid: Ed. Rueda J. M. 

3 comentarios en “La civilización asiria (II) Pueblo y ejército

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: