Más liado que la pata de un romano

Cuando estamos con mucho trabajo, ocupados en exceso o agobiados por cualquier menester, solemos echar mano de una frase que identifica nuestra situación, ¡estoy más liado que la pata de un romano! Una frase que evidencia nuestro grado de ocupación con tal o cual tarea. Pero ¿de dónde viene esta frase tan repetida a diario?

soleae

Entre la variedad del calzado romano, las sandalias (soleae) era el calzado propio para el trabajo, trabajadores y soldados las utilizaban de manera cotidiana para realizar sus tareas. En la clase noble, este calzado estaba relegado al uso privado en casa, por lo que no resultaba normal verles con este calzado en la vida pública. las soleae consistían en una suela a la que se unas tiras de cuero, las cuales se ataban alrededor del tobillo para fijarlas.

Esta tarea, la de atarse las tiras alrededor del tobillo y pierna, era una tarea engorrosa, que llevaba, cuanto menos, al susodicho a emplear una pequeña parte de tiempo y paciencia en tal fin.

Ojalá, cuando utilicemos esta expresión, sea porque nos estamos poniendo unos zapatos, y no porque de verdad estamos hasta el cuello de tareas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: