Cultura medieval: fundamentos

El pensamiento intelectual del Medievo se originó con la unión de tres culturas distintas, las cuales en un principio carecían de nexos comunes y procedían de contextos y tiempos distantes, por lo que no tenían puntos comunes, pero con del tiempo, y tras experimentar una serie de contactos, llegaron a confluir en un expresión intelectual  común, la cultura medieval. Las tres culturas que originaron el pensamiento intelectual de la Edad Media eran:

  1. Cultura clásica: originada en el mundo helenístico, y perpetuada y ampliada por el Imperio romano, llegó a su máxima extensión con éste. Desde Grecia, la influencia de esta cultura (arte, pensamiento, arquitectura, etc) se extendió por todo el Mediterráneo primero, para terminar arraigando por casi todo el mundo conocido.
    partenon
    Partenón de Atenas

    Esto produjo que la impronta dejada por el mundo grecolatino fuese permanente, en la nueva realidad que se estaba conformando.

  1. Cristianismo: surgido de las predicaciones de un judío llamado Jesús de Nazaret, y pese a ser víctima de persecuciones religiosas, y estar dicha creencia obligada a la clandestinidad, se extendió más allá del sus inicios judíos. para conformar una nueva religión, que se acabaría convirtiendo en una de las principales tendencias religiosas de todos los tiempos. A principios del siglo IV, la cultura cristiana ha obtenido ya la suficiente fuerza como para convertirse en la religión oficial del Imperio romano, en tiempos de Teodosio, lo cual provocaría la
    Teodosio I
    Teodosio I

    expansión de la misma por todos los pueblos influidos por el mundo romano.

  1. Germanismo: tras los inicios de la crisis del Imperio romano de Occidente, ocasionado entre otras cosas por la poca cohesión interna, y por crisis económicas originadas en el campo, el Imperio fue perdiendo poder. Esta situación provocó que los pueblos germanos, que hasta el momento se habían mostrado reticentes al contacto con los romanos, perdiesen el miedo y se decidiesen por el avance más allá de las fronteras del imperio. Así pasaron de estar en los límites romanos, a dirigir el mismo Imperio, lo que trajo como última consecuencia la desaparición del mismo en Occidente.

    Reyes visigodos, pueblo germánico
    Reyes visigodos, pueblo germánico

Por tanto podemos decir que a finales del siglo IV, el cristianismo ya se encuentra afianzado, el Imperio en crisis, y los pueblos germanos aprovechando la falta de poder romano. Esta situación tiene como consecuencia, que entre los siglos IV y V, se produzca un contacto masivo de estas tres culturas. Esta confluencia multicultural va a ser la madre de una cultura nueva, la cultura de la Edad Media.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: